Nuestros Productos

chufas al natural

 

Chufas al naturalLa Chufa se conoce principalmente gracias a la Horchata de Chufa que desde hace décadas es reconocida en España como la reina de las bebidas en la época estival.

 

Podemos consumir las Chufas en forma de "frutos secos ", tipo snack, disfrutando con ello de un agradable sabor dulce y obteniéndose un gran valor energético. Para tomarlas de esta forma es recomendable remojarlas previamente durante al menos 4 horas y así rehidratarlas y poder consumirlas blandas, aunque hay quienes las prefieren consumir directamente.

 

Las Chufas en la actualidad son utilizadas para la elaboración de exquisitos platos en la cocina, aportando diversidad e innovación junto a sus beneficiosas cualidades. Estas cualidades han llevado a este exquisito alimento a formar parte de la denominada "dieta mediterránea ", siendo reconocido como un alimento del tipo gourmet.


Estamos en disposición de ofrecer varios tamaños de Chufas en función del uso al que se vayan a someter.


Grande: de 12mm-16mm.
Mediana: de 8mm-12mm.
Pequeña: de 6mm-7mm.

 

 

chufas peladaS

 

Chufas PeladasEsta modalidad de Chufa completamente pelada es la presentación ideal para disfrutarla como tentempié, en garrapiñada, con cobertura de chocolate o como guste disfrutar. Su sabor es exquisito.

 

Beneficios de Horchata de Chufa


Es un producto especialmente recomendado para quienes no toleran la lactosa, los derivados de la leche, ni el gluten.

 

Beneficios de las Chufas


Es un producto "recomendable para los diabéticos" por su contenido en sacarosa, que supera incluso al del chocolate, "es ideal para niños, ancianos y deportistas".


ultimas Recetas

 


Gelatinas

Gelatina de horchata
y frambuesas.


 

 

 



ultimas Recetas

Cuenta la leyenda sobre la horchata de chufa que proviene de los tiempos de la conquista de Valencia, en la que el Rey Jaime I El conquistador al entrar a Valencia fue recibido por una moza de la huerta que le ofreció un cuenco lleno de una bebida fresca, blanca y dulce. Al beberla el Rey exclamó "això és or, xata" ("esto es oro, chata") y a partir de entonces esa bebida se llamó horchata.