Recetas

Gelatina de horchata y frambuesas

Gelatina de horchata y frambuesas

 

Ingredientes para 4 copas


- 400 ml de horchata

- 500 ml de agua

- 1 sobre de gelatina neutra en polvo de 10 grs

- 1 sobre de gelatina de frambuesa en polvo de 85 grs

- Unas frambuesas



Para adornar, unas galletas, y un poco de menta



preparaciÓn

1. Disolver el contenido de la bolsa de la gelatina de frambuesa en 250 ml de agua hirviendo. Remover hasta su completa disolución.


2. Añadir otros 250 ml de agua fría y remover.


3. Verter el contenido en unas copas o vasitos de presentación, e introducir con cuidado unas frambuesas. Dejar reposar unas 3 horas.


4. Separar un poco de horchata en un recipiente y verter en él el sobre de gelatina neutra.


5. Poner el resto de la horchata en un cazo al fuego hasta la ebullición. Retirar del fuego y añadir al recipiente donde se había dejado la gelatina. Remover hasta su completa disolución, y dejar unos minutos que se enfríe un poco. A continuación ponerla encima de la gelatina de frambuesa, echándola con cuidado para que no forme burbujas. Dejar reposar unas dos horas en la nevera.


6. Adornar al gusto y servir.


Esta receta es ideal para hacer con niños y muy sana de disfrutar después.

 

Recetas cedidas por

www.webosfritos.es

Beneficios de Horchata de Chufa


Es un producto especialmente recomendado para quienes no toleran la lactosa, los derivados de la leche, ni el gluten.

 

Beneficios de las Chufas


Es un producto "recomendable para los diabéticos" por su contenido en sacarosa, que supera incluso al del chocolate, "es ideal para niños, ancianos y deportistas".


ultimas Recetas

 


Gelatinas

Gelatina de horchata
y frambuesas.


 

 

 



ultimas Recetas

Cuenta la leyenda sobre la horchata de chufa que proviene de los tiempos de la conquista de Valencia, en la que el Rey Jaime I El conquistador al entrar a Valencia fue recibido por una moza de la huerta que le ofreció un cuenco lleno de una bebida fresca, blanca y dulce. Al beberla el Rey exclamó "això és or, xata" ("esto es oro, chata") y a partir de entonces esa bebida se llamó horchata.